Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2012

Flash Litúrgico: ¿El nombre del Santo en la Plegaria segunda?

No es infrecuente observar que, cuando en una celebración eucarística, se hace memoria de algún santo, o es su fiesta e, incluso, solemnidad, si el que preside utiliza la plegaria eucarística segunda (la que tiene más devotos, por cierto), se deje llevar por un ataque de devoción irreprimible y, con un calzador bien largo, introduzca el nombre del santo en cuestión entre el de "la Virgen Madre de Dios, los apóstoles y cuantos vivieron en tu amistad".
Y, ¿por qué? ¿Cuál es el motivo de esta cita espontánea si la plegaria eucarística segunda no admite, no da espacio, para ello? Ah... pues será la devoción, una especie de fervor súbito hacia el santo o la santa, o un ataque de miedo insuperable... no vaya a ser que se enfade (con un enfado celestial, claro) si no se le cita nuevamente... o ... ¡vete a saber!
Pero es que la cuestión es seria. Ni la plegaria primera (el llamado canon romano, que de canon tiene bien poco, cariñito mío), ni la segunda, ni la cuarta, permiten añadi…

"Pentecostés" en la Iconografía e Himnografía de la Tradición Bizantina

Hoy Cristo ilumina a los pescadores con el Espíritu y los convoca a la unidad
La fiesta de Pentecostés como fiesta litúrgica se celebra en todas las liturgias cristianas el quincuagésimo día después de la Pascua, y es una de las Fiestas más antiguas del calendario cristiano. Ya en el siglo III hablan de ella Tertuliano y Orígenes, incluso la presentan como una fiesta que se celebra anualmente; además, ya en el siglo IV entra a formar parte del patrimonio teológico-litúrgico de diversas Iglesias; Egeria nos indica su celebración en Jerusalén en la segunda mitad del siglo IV.
El icono de Pentecostés normalmente trae a los apóstoles formando dos grupos, con Pedro y Pablo presidiendo cada uno de éstos. Se trata sobre todo de un icono litúrgico; los apóstoles están reunidos al igual que para una celebración litúrgica, o una concelebración, en torno al trono vacío, preparado para Cristo. La presencia de Pedro y Pablo en el icono subrayan la presencia de toda la Iglesia en espera del Espíritu…

Homilía sobre la Sepultura del Divino Cuerpo del Señor (IV)

Introducción Por su belleza singular, dejamos esta pieza aislada. Es una concatenación entre la humillación del Viernes Santo y la gloria que Cristo realiza en el Hades con los primeros Padres. Nótese cómo juega con la paradoja de la vejación del Viernes y la gloria que ya revela desde el Sábado Santo, y la fuerza con que Cristo ya actúa. Igualmente, nótese el ritmo que dibujan la repetición de la indicación del tiempo. «Ayer» se refiere al Viernes Santo, a la Pasión del Señor hasta la muerte en Cruz. «Hoy» se refiere a la situación victoriosa de Cristo que todavía no se manifiesta visiblemente porque no ha resucitado corporalmente, lo cual tendrá el «Domingo». El Sábado Santo se dibuja como un día glorioso para la Persona de Cristo en su humanidad, pero sólo en el alma. Por ello, todavía no entonan las alabanzas propias de la Pascua, que celebran la victoria total de Cristo en su humanidad, en su alma (hoy) y en su cuerpo, el «domingo»: con la resurrección corporal milagrosa y con la …

La "Ascensión del Señor" en la Iconografía e Himnografía de la Tradición Bizantina.

Y los ángeles proclaman tu amor por nosotros
La Ascensión del Señor se celebra cuarenta días después de su Resurrección, es decir, el jueves de la sexta semana de Pascua. El Icono es también el de su segunda Venida. La imagen está dividida en dos partes bien distintas. En la superior se ve a Cristo sentado en un trono, ascendente e inmóvil en su gloria, sostenido por dos ángeles. En la inferior el icono coloca a la Madre de Dios entre dos discípulos, Pedro a la derecha y Pablo a la izquierda, y a dos ángeles con vestiduras blancas.
Cristo preside la Iglesia, formada por los apóstoles, y su oración en su Ascensión hasta su Retorno. En el Icono esto es muy evidente, y la actitud de María es siempre la misma: la oración. Ella no mira hacia lo alto, sino hacia el frente: para recordar a la Iglesia la necesidad de la vigilia, de la espera, de la oración. Pero el Icono es también imagen de la Iglesia nacida de la cruz de Cristo, sugerida por la cruz que forma el haz ve…

Homilía sobre la Sepultura del Divino Cuerpo del Señor (III)

Comienza el Sermón atribuido a San Epifanio de Chipre sobre el Grande y Santo Sábado (I,1-19). DEL NUESTRO SANTO PADRE EPIFANIO Arzobispo de Chipre discurso sobre el entierro del cuerpo divino del Señor y Salvador nuestro Jesucristo, y sobre José de Arimatea y Nicodemo, y sobre el descenso al Hades del Señor acaecida después de su asombrosa Pasión. ¿Qué es esto? Hoy hay un silencio grande en la tierra. ¿Qué es esto? Silencio grande y calma grande. Silencio grande porque el Rey duerme. La tierra temió y reposó (1) porque Dios durmió en la carne. Dios en la carne murió y el Hades se estremeció. Dios durmió brevemente, y quienes dormían desde antaño se levantaron del Hades. ¿Dónde están, entonces, los desórdenes de poco antes y las voces y los alborotos contra Cristo, oh injustos? ¿Dónde, la masa y las revueltas (cf. Mc 15,7) y los ejércitos y las armas y los palos? ¿Dónde, los reyes y sacerdotes y jueces ellos mismos condenados? ¿Dónde, las linternas y las espadas (cf. Mt 26,47; Jn 18,3) y …

"Divina Liturgia" de los Obispos Bizantinos de EE.UU. en Santa María "la Mayor"

El pasado día 16 de Mayo los Obispos de Rito Bizantino de Estados Unidos que están realizando su Visita "ad Limina" celebraron la Divina Liturgia en la Basílica Papal de Santa María "la Mayor".
Esta Basílica, situada al final de la via Merulana, está construida sobre el Esquilino. Según la leyenda, en el año 352 la Virgen María se apareció en sueños al Papa Liberio y a un patricio llamado Juan, invitándolos a construir una iglesia en el lugar donde cayera una nevada, aún siendo pleno verano.
El evento tuvo lugar el 5 de Agosto, y todos los años se recuerda con una lluvia de pétalos blancos que se hace caer sobre los asistentes a la celebración. Por todo esto, la Basílica es también conocida por el nombre de "Liberiana" o de "Santa María de las Nieves".
Santa María "la Mayor" tiene un estrecho lazo con Oriente ya que fue una de las primeras iglesias occidentales dedicadas a la Theotokos después de ser proclamada María en el Concilio de É…

La "Divina Liturgia" en el Rito Armenio

Una de las ventajas que tiene el residir en Roma es la posibilidad de ver, en vivo y en directo, Liturgias que en otros lugares sería dificilísimo encontrar; casi se puede hacer una peregrinación dominical para participar en cada una de ellas.
Este pasado Domingo he tenido ocasión de participar en la "Divina Liturgia" en Rito Armenio en el Pontificio Colegio Armenio que se encuentra en la Via san Nicolás de Tolentino (cerca de Piazza Barberini); celebraba el Vicerrector del mismo y estaban presentes: Mons. Rafael Minassian, Arzobispo de Armenia y de Europa occidental, el Rector y los seminaristas del Pontificio Colegio y numerosos fieles armenios.
Por esta razón quisiera presentaros en este Post algunas de las particularidades de este Rito, además de ir comentando la estructura de su "Divina Liturgia".

En primer lugar deciros que una de las cosas que más llama la atención es que carece de iconostasio, en su lugar hay una cortina que oculta el Altar en dos ocasion…

Columba aspexit.

Columba aspexit o cómo una monja del siglo XII nos dice en qué consiste el oficio presbiteral. En facebook me han puesto, "inocentemente", un vídeo con este himno de santa Hildegarda de Bingen, que acaba de ser inscrita en el "catálogo" de los santos. Se trata de una secuencia -texto para ser proclamado antes del evangelio- compuesto por la santa en su viaje de Trier a Metz en el que se habla de una misa celebrada por san Maximino. En esa misa, la paloma-Espíritu mira desde una ventana de la Iglesia, considerada esta ventana como el portal de la misericordia de Cristo. San Maximino resplandece mientras celebra la eucaristía. Los últimos dos párrafos son especialmente intensos, donde se describe la fortaleza y hermosura de los sagrados ritos realizados sobre el resplandeciente altar, la subida de los perfumes del incienso y la alabanza al Padre. Toda una joya de poesía latina litúrgica.

Columba aspexit
per cancellos fenestrae
ubi ante faciem eius
sudando sudavit bals…

Quinto aniversario.

Cinco años de la web www.lexorandi.es

Homilía sobre la Sepultura del Divino Cuerpo del Señor (II)

Introducción Crítica Quién lo escribió. Dificultades sobre el autor. Diversos han sido los candidatos a quienes atribuir este bello texto incluido en la Liturgia de las Horas del Sábado Santo, según el rito romano actual. El motivo es doble: por un lado nos hallamos con las diversas versiones que de éste nos encontramos, y por otro, la «operación de rescate» de muchos textos en la Antigüedad cristiana fue el hecho de atribuir los diversos escritos a uno u otro Padre o Santo de la Iglesia para que perdurasen en la posteridad. Ello condujo a que muchos textos están atribuidos a un santo (p.ej. San Agustín o san Basilio Magno o san Gregorio de Nazianzo). Y también llevó a que ya en el siglo XIX europeo se estudiaran más a fondo dichos textos para poder celebrar su autoría cierta, como deber de justicia y honradez académica y científica. En primer lugar destaca san Epifanio de Chipre. Es incuestionable que el texto se pronunció y escribió en griego de la época que va de san Atanasio a san Ju…

Homilía sobre la Sepultura del Divino Cuerpo del Señor (I)

Introducción
Benedicto XVI ha convocado para 2013 el Año de la fe (cf. PF 4) [1]. En este Año, uno de los objetivos que el Romano Pontífice propone es el redescubrimiento del Concilio ecuménico Vaticano II (1962-1965), cuyos textos «según las palabras del beato Juan Pablo II, “«no pierden su valor ni su esplendor. Es necesario leerlos de manera apropiada y que sean conocidos y asimilados como textos cualificados y normativos del Magisterio, dentro de la Tradición de la Iglesia. […] Siento más que nunca el deber de indicar el Concilio como la gran gracia de la que la Iglesia se ha beneficiado en el siglo XX”». [2]
El 21 de noviembre de 1964, Pablo VI aprobó y promulgó con los Padres del Concilio, los documentos teológico-eclesiológicos que marcan el rumbo teológico y disciplinar y pastoral de la Iglesia universal en la segunda mitad del siglo XX hasta nuestros días. Estos son: (a) constitución dogmática de Ecclesia («Lumen gentium») (b) decreto de Ecclesiis Orientalibus CatholicisOrien…

"Liturgia y Camino Neocatecumenal" en las enseñanzas de Benedicto XVI

Christus Totus, Caput et Corpus En efecto, después del Evangelio –y de ello tenemos todavía hoy un testimonio claro en las Liturgias Orientales- el diácono despedía a los catecúmenos, los invitaba a salir de la iglesia, estimulándolos a la espera -¡gozosa espera!- de poder participar un día del único sacrificio de Cristo, celebrado la noche de Pascua por el obispo en la única y gran Iglesia madre que los había regenerado en Cristo por el bautismo. Así, pues, los catecúmenos, recibidos en la iglesia con el canto de la antífona paulina «Todos los que habéis sido bautizados en Cristo os habéis revestido de Cristo, aleluya», ya no eran llamados desde entonces «catecúmenos» sino «neófitos» -injertados, insertos. ¿Dónde? En Cristo, en la única y gran Iglesia, y desde aquel momento participaban plenamente en los Santos Misterios que eran –y son- no una etapa del catecumenado, sino la plenitud de todos los fieles cristianos que viven de Cristo en la Iglesia. Siguiendo la estela de los grandes …