Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2017

¿La estola sobre la chaqueta?

Flash litúrgico publicado en Liturgia y Espiritualidad 37 (2006).
No es difícil ver a algún sacerdote (y no siempre del Orden de los presbíteros), lucir una estola sobre su chaqueta (o prenda equivalente), en el momento de presidir un sacramental, como por ejemplo la bendición de una casa, en la celebración de un sacramento, como la Unción de los enfermos, o –quizás, lo más habitual- al llevar la comunión eucarística a algún domicilio.  Pero, ¿es esta una praxis correcta? La respuesta, a la luz de la legislación litúrgica y de los libros vigentes no puede ser más sencilla: no. La tercera Instrucción general, Liturgicae instaurationes, para aplicar debidamente la Constitución Sacrosanctum Concilium, con fecha de 5 de septiembre de 1970, dice con claridad meridiana lo siguiente: «Se desaprueba el abuso de concelebrar solamente con la estola sobre la cogulla monacal o sobre la simple sotana clerical. Está absolutamente prohibido llevar solamente la estola sobre el traje civil para celeb…

¿Ave María Purísima?

Flash litúrgico publicado en Liturgia y Espiritualidad38 (2007).
Se trata de algo curioso. Así que me siento en el confesionario, los que se acercan a él –en una gran mayoría- empiezan sistemáticamente a saludarme como si yo me tratara de la Santísima Virgen, diciéndome: «¡Ave, María Purísima!». Huelga decir que no hay el más mínimo motivo para la confusión.  Además, esto no sólo le sucede a quien escribe estas líneas, y es que, con casi total seguridad, la cosa tiene sus raíces en el fervor inmaculista de nuestras tierras, cuando se divulgó, incluso para el saludo de cortesía, esta expresión, con la que se quiere ensalzar la pureza inmaculada de la Virgen Santísima, desde su Concepción.  El propósito es noble, pero debemos preguntarnos si resulta adecuado en el marco de la celebración de un sacramento. ¿Alguien se imagina empezar la misa con esta invocación? ¿O un bautismo? ¿O el rezo de vísperas? ¿Por qué, pues, el sacramento de la penitencia? Por otra parte, buscaremos en vano alg…